¿Me ayudas a llegar a más gente?

Desde el 1 de enero de este mismo año ha entrado en vigor una nueva normativa que afecta a la forma en la que se aplica el IVA (VAT en inglés) en la prestación de servicios y la venta de productos digitales a través de internet en la Unión Europea.

Esta nueva normativa afecta a todos aquellos ecommerce -sean de la UE o no- que vendan servicios o productos digitales (e-books, películas, música, cursos, aplicaciones, etc) a clientes residentes en cualquiera de los estados miembro de la Unión Europea. (No afecta a las tiendas online que sólo comercialicen productos físicos).

Como te podrás imaginar, los requisitos de esta normativa suponen un reto técnico a la hora de aplicarla en cualquier plataforma ecommerce.

Con el objetivo de hacerte la vida un poco más fácil, quiero explicarte en qué consiste la nueva normativa y por supuesto, mostrarte algunas soluciones para cumplir con esta nueva ley de IVA europeo en WooCommerce.

¿En qué consiste esta nueva normativa?

La nueva normativa sobre el IVA de la Unión Europea exige que en las ventas ecommerce de servicios o productos digitales se aplique la tasa de IVA correspondiente al país de residencia del cliente final.

Además, tu tienda WooCommerce deberá validar de forma correcta el país desde el que compra el cliente final. Y por si eso fuera poco, la normativa también te exige que tengas almacenadas (¡durante 10 años!) dos pruebas no conflictivas que demuestren que esa ubicación es correcta, como por ejemplo; una dirección de facturación y una dirección IP coincidente.

Y todo esto por cada venta que hagas en cualquier país de la Unión Europea.

Un ejemplo sencillo para que se entienda cómo se debería aplicar el IVA sería el siguiente: Un particular con residencia habitual en Alemania compra un e-book a través de una página web (o tienda online) de una empresa española. En este caso la empresa española deberá cobrar al cliente particular el IVA alemán y NO el IVA de España.

Para las ventas entre empresas no es necesario aplicar esta normativa.

¿Creías que con eso ya se había acabado?

Pues siento defraudarte, eso sólo eran los requisitos técnicos. Ahora queda la “mejor parte”, declarar los impuestos.

Y para ello tienes 2 opciones:

  1. Declarar el IVA repercutido a cada estado miembro en el que hayas efectuado una venta. Y para hacer eso tendrás que identificarte y darte de alta en cada Estado de consumo y después hacer la declaración del IVA en cada uno de ellos. ¿Pero de verdad creen que cualquier ecommerce puede permitirse hacer eso? Jaja… me da risa sólo de pensarlo.
  2. Acogerte al nuevo regimen “voluntario” de Mini Ventanilla Única o Mini One-Stop Shop (MOSS). (Lo de voluntario lo pongo entre comillas porque viendo la primera opción, queda claro que o te acoges a este regímen o estás perdido).
    Básicamente el régimen de Mini Ventanilla Única es un servicio telemático que te da la posibilidad de declarar todo el IVA repercutido en esos Estados, directamente desde la web del organismo público de tu país encargado de administrar la recaudación de impuestos. En el caso de España sería la Sede Electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Estos serían los principales requisitos para cumplir con esta Ley, pero hay muchos más. Si te interesa el tema, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo de Jose Manuel Alarcón. Es el más completo que he leido sobre este tema y créeme, que he leido unos cuantos :-/

Hasta aquí la teoría.

Ahora viene la práctica y cómo aplicar el IVA europeo correcto con WooCommerce cumpliendo la normativa.

¿Cómo puedo aplicar la nueva ley del IVA para la UE en WooCommerce?

Por la parte que respecta a WooCommerce debes asegurarte de que tu tienda online sea capaz de calcular el IVA correspondiente en función del país de residencia del comprador particular e indicarlo como corresponda en la página del carrito y en la de pago.

Si el único requisito fuese ese, se podría lograr añadiendo las tasas de impuestos de cada país de la Unión en el apartado “WooCommerce > Ajustes > Impuestos“. Pero la realidad es que si quieres cumplir con la normativa, no basta con eso.

Recuerda que la ley te exige almacenar en tu base de datos dos pruebas no confictivas que demuestren que has aplicado el IVA del país correcto para cada pedido.

Pues bien, para cumplir con esto te muestro las 2 opciones que yo conozco:

  1. Instalar el plugin gratuito “WooCommerce EU VAT Compliance“. Es una solución 2 en 1, ya que no sólo se encarga de calcular el IVA correspondiente según el país, sino que también almacena en un listado los datos de geolicalización de IP y país de residencia del cliente.
    También crea una nueva sección dentro de la página de Informes de WooCommerce, en la que muestra en detalle el total de impuestos cobrados por cada país.
    Es un plugin muy completo.
    La única pega que puede tener es que a la hora de configurarlo debes añadir uno por uno el IVA de cada país en el apartado de Impuestos de WooCommerce. Pero bueno, sólo lo tienes que hacer una vez.
  2. Instalar el plugin gratuito “WooCommerce Taxamo” para calcular el IVA correspondiente y combinarlo con el plugin de pago (la licencia para un sólo sitio cuesta 29$) “EU VAT Number” que será el encargado de recopilar y validar la IP con el país de facturación del cliente. Esta opción, tiene la ventaja de que tu tienda WooCommerce va a estar conectada con la plataforma de Taxamo, de forma que no tienes que preocuparte de introducir uno por uno las tasas de IVA de cada estado miembro. El plugin de Taxamo lo hará por ti.

Reconozco que ha sido una entrada un poco desligada de la temática de las entradas que suelo publicar, pero me he visto en la obligación de hablar sobre este tema y aclarar dudas.

Es una ley absurda y bastante complicada de aplicar para la inmensa mayoría de PYMES, por no decir imposible. Y cuyo único objetivo es conseguir que gigantes como Amazon, Google o Apple paguen más impuestos en la UE.

Si creíamos que nuestros dirigentes no podían “cagarla” más en lo que se refiere a normativas y leyes en el sector TIC, estábamos más que equivocados.

Al final los que de verdad pagamos “el pato” somos los de siempre.

Yo, desde Woodemia, ya he aportado mi “granito de arena” dando algunas soluciones para cumplir con los requisitos de la normativa de IVA europeo en WooCommerce.

Ahora te toca a ti el reto de aplicarla.

Si te ha gustado, por favor ayúdame a difundirlo. ¡Gracias!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que disfrutes de una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clica en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies