Los 7 consejos que le daría a alguien que fuese a montar su tienda online hoy mismo

A principios de 2013 lancé junto con mi madre nuestra tienda OleoBoutique.com

Si me sigues, ya sabrás la historia de cómo surgió la idea y cómo nos lanzamos a vender aceite de oliva online sin tener ni idea de ecommerce. La he contado en varias ocasiones.

Han pasado ya unos pocos años desde que la abrimos al público y empezamos a vender.

Años aprendiendo a base de prueba y error. Sobre todo de esto último, de error 🙂

Echando la vista atrás, no me arrepiento de nada de lo que hice. Acababa de entrar en un mundo completamente desconocido y era normal que me equivocase.

Sin embargo, si hoy empezase otro proyecto de ecommerce nuevo, si que haría las cosas de otra forma y evitaría caer en muchos de los errores en los que caí en el pasado.

De eso es de lo que voy a hablarte hoy.

Así que si acabas de empezar con tu tienda online o tienes en mente hacerlo pronto, te recomiendo que sigas leyendo.

7 Consejos que deberías aplicar ya para tener éxito con tu nueva tienda online

1. Hazlo fácil y rápido, pero que funcione

Cuando yo empecé a montar mi tienda online, recuerdo que dediqué más de una semana a elegir el tema que quería usar para el diseño, otra semana más aprendiendo Photoshop para preparar los sliders de la home (ahora intento no usarlos nunca), otra semana probando colores, tipografías, cambiando el diseño de los botones, etc

Solo en Themeforest hay más de 900 temas de WooCommerce para elegir.

Cuando me quise dar cuenta había pasado mes y medio y todavía no tenía configuradas las pasarelas de pago, ni los gastos de envío, no tenía imágenes de algunos productos, ni descripciones, ni siquiera tenía un sistema para emitir facturas. Un desastre, vamos…

Después de mes y medio lo único que tenía era una tienda con una bonita home (y yo diría que ni eso), pero vacía de contenido y con fallos por todos lados. (Si, todos tenemos un pasado o creías que yo también nací sabiendo de ecommerce jeje…)

Había perdido un tiempo maravilloso en aspectos secundarios que no me iban a traer más clientes ni ayudarme a generar más ventas.

Pero… ¿sabes qué fue lo peor de todo?

Ver como varias tiendas online de la competencia, que semanas atrás ni existían, ya aparecían en los primeros puestos de Google y estaban recibiendo sus primeros pedidos.

Vale, no tendrían una home con un diseño atractivo ni bonitos sliders, pero si tenían unas fichas de producto completas y unas pasarelas de pago que funcionaban. En realidad, tenían justo lo que hacía falta ¡no necesitaban nada más para empezar a vender!

Moraleja.

Enfócate en las tareas importantes que te ayuden a tener cuanto antes una tienda online mínima viable. No pierdas el tiempo en aspectos superfluos, hazlo fácil y rápido.

2. Empieza con pocos productos

Tener un catálogo de 5000 productos no te va a hacer que vendas más.

Tampoco hace falta que esperes a subir todos los productos de tu catálogo para abrir la tienda al público. De hecho, es uno de los errores más comunes que se suelen cometer.

tienda-online-con-muchos-productos

Mi consejo es que cojas como referencia las 2 o 3 tiendas online más conocidas de tu sector y te hagas un pequeño listado de los productos más vendidos en estas webs.

Una vez hayas identificado los productos que más se demandan en las tiendas de la competencia, ya sabes por donde empezar a subir tu catálogo.

Puedes abrir tu tienda al público con 30 o 50 productos. De verdad, hazme caso, no necesitas más para empezar.

Puedes estar vendiendo perfectamente con ese catálogo y mientras tanto poco a poco, ir subiendo el resto de productos.

Lo que jamás deberías hacer es retrasar semanas o meses el lanzamiento de la tienda por el simple hecho de que todavía te falta 100 productos por subir de los 5000 que tiene tu catálogo.

Cuando te quieras dar cuenta ya no podrás recuperar jamás ese tiempo tan preciado. Y mientras tanto tu competencia se habrá llevado a clientes que podrían haber sido tuyos.

3. Enfócate primero en vender al mercado que conoces

Si todavía no tienes experiencia vendiendo productos online, no tiene ningún sentido que estés pensando en vender en otros países cuyo mercado todavía no conoces, cuando ni siquiera has conseguido una sola venta en tu país.

Olvídate del multi-idioma, de los envíos a Honolulu (al menos por el momento) y de los precios en varias monedas.

¿En serio? Todavía no has vendido nada en tu país, tu provincia, ni siquiera tu ciudad y ya estás pensando en vender al extranjero.

Piensa por un momento, ¿de verdad no crees que haya mercado suficiente en tu país como para estar pensando en vender ya fuera?

No te adelantes, avanza con paso firme, pero seguro. Primero céntrate en el mercado que conoces y cuando lo domines, entonces llegará el momento de expandirse fuera de tus fronteras.

¿Te gustaría aprender mucho más sobre ecommerce? Si la respuesta es si, entonces deberías asistir a mi próxima masterclass online gratuita sobre creación de tiendas online.

HAZ CLIC AQUÍ PARA RESERVAR TU PLAZA

4. Obsesiónate con la usabilidad y pónselo fácil a tus visitantes

Si logras que tu abuela o tu sobrino de 10 años sepa hacer una compra sin tu ayuda, puedes darte por satisfecho. Tu tienda online será más usable que el 99% de los ecommerce 🙂

No te voy a pedir que llegues a tanto, pero si que hagas que el proceso de compra de tu tienda online sea lo más intuitivo, rápido y sencillo posible para tus visitantes.

mejorar-usabilidad-navegabilidad-ecommerce
Evita que los visitantes a tu tienda se sientan como la bola roja.

Nada de:

  • Sliders pesados y efectos paralax que no aportan nada y ralentizan la tienda.
  • Botones de compartir en RRSS repartidos por todos lados.
  • Pedirle al cliente todo tipo de datos innecesarios que no te servirán para nada.
  • etc

Ayuda a tus visitantes a encontrar el producto que buscan a la primera.

  • Ordena bien tu catálogo y usa una estructura lógica de categorías.
  • Usa filtros de búsqueda basados en propiedades de los productos (color, talla, tamaño, marca, etc).
  • Emplea menús de categorías desplegables cuando tengas muchos niveles de subcategorías.
  • Ofrece un servicio de ayuda en vivo a través de chat para ayudar a los clientes a terminar su compra.
  • Muestra siempre el precio final de los productos (incluyendo impuestos) y evítale «sustos» a tus clientes en el carrito.
  • Evita distracciones en las página de pago. Oculta los menú, botones de rrss y cualquier otro elemento que pueda hacer que abandone la compra.

Y por favor, no te olvides de la versión móvil. Cada vez hay más gente que compra a través de este dispositivo y si tu tienda no es usable desde una pantalla de móvil, no solo estarás perdiendo un gran porcentaje de tus ventas sino que estarás causando una mala experiencia de compra a todos estos usuarios.

5. Empieza a vender cuanto antes

Deja de posponer el lanzamiento de tu tienda una y otra vez, excusándote en que todavía faltan unos ajustes por aquí, unas imágenes por allá, que si los botones de los menús no están del todo alineados, que si necesito instalar un chat, bla, bla, bla…

Lo que tienes es un miedo bestial a lo desconocido.

Miedo a que tus productos no despierten el interés que esperabas, miedo a las críticas, en definitiva, miedo a vender.

Cuando tengas una tienda mínima viable para vender ¡ábrela al público y vende!

Experimenta, prueba, equivócate, aprende y mejora. Pero SIEMPRE hazlo vendiendo.

El diseño de la tienda, las imágenes y las descripciones de los productos siempre puedes mejorarlas más adelante. Hay tiempo de sobra para eso.

Lo que no puedes dejar para más adelante es vender. De hecho, ¿de qué sirve tener la mejor tienda online del mundo si no vende?

Esto es una carrera de fondo y cuanto antes empieces, antes alcanzarás tus objetivos.

6. Cuida como oro en paño a los que ya te han comprado

Seguro que has escuchado o leído antes la expresión: «Es mucho más fácil venderle a alguien que te ha comprado antes, que a una persona desconocida.»

Pues te puedo asegurar que lo que dice esa frase es una verdad como un templo.

Cuando empezamos un proyecto online centramos todos nuestros esfuerzos en conseguir visitas hacia la web, en ganar visibilidad. Hasta ahí todo es normal y de hecho, es lo que hay que hacer.

El problema viene cuando ya tenemos un volumen de tráfico y visibilidad suficiente para vender, pero apenas generamos ventas.

Y ¿qué es en lo primero que pensamos? Pues que todavía necesitamos captar más tráfico nuevo, que necesitamos más visitas para vender más. ¡Error!

Al caer en esa dinámica cometemos un gran error y es que descuidamos el bien más precio del negocio; los clientes.

Las personas que ya nos han comprado antes, han depositado su confianza en nosotros.

Ya hemos hecho el trabajo duro. Hemos eliminado ese «muro» de desconfianza y miedo que separa al cliente potencial de nosotros como vendedores.

Si estas personas están contentas con nuestros productos y su experiencia de compra, ¿por qué no intentar volver a venderles? ¿No crees que te resultará mucho más fácil que venderle a un desconocido?

Imagina por un momento, si por cada nuevo cliente que consiguieses, al cabo de 4 o 5 semanas esa misma persona te volviese a comprar.

Y ¿qué tienes que hacer para que esto ocurra? Pues actuar de forma activa, por ejemplo, enviando un email al cliente recordándole que es momento de renovar el producto que compró o simplemente ofrecerle otros productos complementarios que le puedan interesar.

Sea como sea, debes ser tú el que le anime a repetir compra y no quedarte sentado esperando a que esa persona vuelva a tu tienda por iniciativa propia.

Esfuérzate al máximo por cuidar de tus clientes, aportarle soluciones y ayudarles a ser un poco más felices. Si consigues eso, ya no tendrás que preocuparte por atraer más tráfico a tu tienda online para vender más.

7. No des por perdidas a las visitas que aún no te han comprado

Te he insistido en la importancia que tiene hacer que los clientes que ya te han comprado repitan compra, pero ¿qué ocurre con todo ese gran porcentaje de visitas que entran en tu tienda y se va sin comprar nada?

Directamente puedes pensar que esas personas no están interesadas en tus productos y darlos por pedidos. Pero ¿sabes qué…?, estarías cometiendo un gran error y dejando escapar un número de ventas muy importante para tu negocio.

Lo que realmente les ocurre a esas personas es que no estaban preparadas para comprar tus productos en ese momento. Pero eso no implica que no lo estén dentro de unos días o unas semanas.

Con más motivo si cabe, cuando sabes que la persona ha añadido productos al carro. Esa persona te está diciendo a gritos qué producto le interesa e incluso ¡las unidades que quiere!

Entonces la forma de sacarle rentabilidad a todas estas visitas no es dándolas por perdidas, sino conseguir que vuelvan a la tienda cuando estén preparadas para comprar.

¿Cómo?

Muy sencillo, usando un sistema avanzado de recuperación de carritos abandonados.

Y si además combinas ese sistema con las campañas de publicidad de remarketing y email marketing bien segmentado, podrás hacer verdadera magia y multiplicar tus ventas sin necesidad de más visitas.

Antes de que te marches me gustaría invitarte a mi próxima masterclass online gratuita sobre creación de tiendas online.

Solo tienes que hacer clic en el siguiente botón y reservar tu plaza.

HAZ CLIC AQUÍ PARA ASISTIR A LA MASTERCLASS

***

Ya sabes por donde empezar a trabajar en tu proyecto ecommerce y cuales deben ser tus prioridades.

Ahora es tu turno. Es el momento de poner en práctica todos estos consejos.

Si eres constante, trabajas duro y con foco, los resultados llegarán tarde o temprano.

No busques la perfección, haz algo mucho mejor, ¡pasa a la acción!

 


Hola! Mi nombre es Antonio Cantero y soy la persona que hay detrás de Woodemia.comAyudo a emprendedores con negocios offline a usar WooCommerce para crear sus propias tiendas online y vender sus productos al resto del mundo a través de internet de forma rápida y con poca inversión.

Y como me gusta predicar con el ejemplo, también vendo el mejor aceite de oliva del mundo desde mi tienda online OleoBoutique.com 😉

Ir arriba