LECCIÓN 1 – Antes de empezar a vender

Antes de empezar a vender

 

Es un error bastante común -a mi también me pasó en su día- dedicar días o semanas enteras a comparar y probar diferentes plataformas de ecommerce sin ni siquiera conocer bien los productos que vas a vender, cuál va a ser tu margen de beneficio, a qué países vas a vender o algo mucho más importante, ¿de verdad hay personas dispuestas a pagar por ese producto?

Antes de montar tu tienda online, debes de tener respuestas claras a todas estas cuestiones, porque de lo contrario es muy probable que dediques meses de trabajo y dedicación -y en el peor de los casos, mucho dinero- a un proyecto que no irá a ningún lado.

El ecommerce puede ser un gran complemento o alternativa a los tradicionales métodos de venta, pero no siempre tiene porqué ser así. Así que mejor tener claros los siguientes aspectos.

¿Existe un público interesado en tu producto?

Cuando hablo de un público interesado en tu producto, me refiero a gente dispuesta a pagar por él.

Si ya has visto productos parecidos al tuyo en tiendas físicas, ¡enhorabuena! Eso sólo indica una cosa; hay público dispuesto a comprarlo.

Para asegurarte aún más, puedes echar un vistazo a las tendencias de búsquedas de tu producto en internet con la herramienta Google Trends y después estudiar el volumen de esas búsquedas usando la Herramienta de palabras claves de Google Adwodrs.

Tendencia búsquedas de productos para vender en tienda online

 

También puedes usar la aplicación web de SEMrush si quieres hacer un estudio más exhaustivo de la competencia.

¿Tienes valor añadido que ofrecer o vas a competir por precio?

No te voy a negar que en la venta online el precio también es importante, pero desde luego no va a ser el único factor relevante en la decisión de compra.

Mi consejo. Huye de la competencia por precio.

Siempre habrá otras tiendas online que consiguen los productos a mejor precio y podrán permitirse vender más barato.

Estudia a tu competencia. Analiza hasta el más mínimo detalle de su plataforma ecommerce y anota aquellos puntos en los que creas que puedes mejorarles. Esas serán tus bazas para jugar con ventaja sobre del resto de competidores y así no caer en la guerra de precios.

No será la primera ni la última vez que compro un producto mucho más caro en una tienda porque me da un buen soporte técnico o porque su política de devoluciones y garantía es mucho más ventajosa que en otras. Y como yo, hay miles de personas a las que el precio no es lo que más les importa.

Elige bien tu partner logístico.

Los costes de envío y la manipulación del paquete es otro de los puntos más importantes a la hora de conseguir una buena experiencia de compra por parte del cliente.

Es un factor clave elegir bien la agencia de mensajería que se encargará de enviar tus pedidos.

Mi consejo.

  1. Busca opiniones de otros negocios que ya hayan trabajado con estas agencias.
  2. Haz una lista de las que tengan mejores recomendaciones.
  3. Visita las oficinas de cada una y negocia las condiciones para tu producto en concreto.
  4. Compara tarifas, cobertura de seguro para paquetes frágiles, tiempos de entrega, envíos especiales, etc y elige la que mejor se adapte a tus condiciones.

Al principio la elección de tu partner logístico no tiene por qué ser definitiva, de hecho, está bien probar otras agencias de vez en cuando y hasta dar con tu agencia ideal.

Un truco muy sencillo para acelerar el proceso es usar algún comparador online de agencias de mensajería. Aquí te dejo 3 de los más conocidos:

Buscador envíos baratos paqueteria ecommerce

Márcate unos objetivos claros y define tu zona geográfica de venta.

Marcarse unos objetivos claros y sobre todo, realistas, además de una estrategia para conseguirlos. Es algo esencial si no quieres acabar perdido.

El mayor reto al que se enfrentan los ecommerce es la fidelización -conseguir que un cliente acabe repitiendo compra- y ese debe ser uno de tus principales objetivos. Sólo hay una forma de conseguirlo; generando CONFIANZA.

Aunque internet sea global y el objetivo de vender online sea conseguir ventas en todo el mundo, al principio es mejor centrar tus ventas en el mercado que conoces; el mercado de tu país.

Cuando hayas alcanzado un nivel de ventas estable en tu país, entonces será el momento de expandir tu negocio a otros países.

Por último, escoge tu plataforma ecommerce.

Existen multitud de plataformas ecommerce, todas con sus ventajas e inconvenientes, unas enfocadas a pequeños negocios que dan sus primeros pasos online y otras destinadas a grandes empresas con un alto volumen de transacciones.

Obviamente desde Woodemia, mi recomendación es que si estás pensando en dar tus primeros pasos en la venta online, empieces con WooCommerce.

¿Por qué te recomiendo WooCommerce? Pues porque:

  • Es una plataforma intuitiva (puedes gestionar tu tienda sin tener conocimientos técnicos).
  • Es versatil (puedes configurar WooCommerce para otras muchas cosas, no sólo como tienda online).
  • Bajo coste. Existen cientos de plugins gratuitos que te permiten hacer prácticamente de todo y en caso de que necesites comprar alguno, los precios suelen ser mucho más baratos que en otras plataformas ecommerce, como; Prestashop o Magento.
  • Muy potente.
  • Con una gran comunidad de usuarios que crece día a día.
  • Y con una curva de aprendizaje bastante corta, sobre todo si has trabajado antes con WordPress.

Hasta aquí la primera lección del curso. Espero que te haya gustado y sobre todo que ta haya aclarado conceptos.

Un saludo. ¡Nos vemos mañana!

Antonio

Ir arriba