¿Me ayudas a llegar a más gente?

Así es. El tiempo que tarda tu tienda online en cargar es un factor que afecta directamente (y de qué manera) a la cuenta de resultados de tu negocio.

Si tienes una tienda online que tarda más de 4 segundos en cargar, deja todo lo que estés haciendo y empieza por arreglar ese “jodido” problema.

En este artículo te voy a dar motivos suficientes para que te tomes en serio este aspecto. Pero tranquilo, también te voy a dar algunos consejos claves para mejorar notablemente este indicador.

Para ir “abriendo boca” voy a empezar por darte una cifra sacada de un reciente informe de Kissmetric que habla de cómo afectan los tiempos de carga al comportamiento de los compradores online. Estoy seguro que te dejará congelado.

Cada segundo que tu tienda tarda en cargar, se reduce un 7% el porcentaje de conversión

Dicho así, incluso puede que no te parezca mucho, pero voy a mostrarte un ejemplo con datos bastante realistas de un ecommerce en el mercado de habla hispana. Verás como ese 7% te puede hacer estar perdiendo un buen puñado de ventas mensuales.

Vamos a partir de que el ratio de conversión medio de un ecommerce en España es del 0,8% (puede que sea incluso bajo, pero no quiero pecar de optimista).

Esto quiere decir que necesitas 125 visitas para conseguir una sola venta.

Ahora vamos a suponer que tu tienda online tarda una media de 4 segundos en cargar (algo bastante común, pero a la vez muy mejorable), de los cuales, el primer segundo lo vamos a dar de “cortesía” y no lo vamos a tener en cuenta en el cálculo. Solo vamos a tener en cuenta los 3 segundos restantes.

Si aplicamos ahora el factor que indicaba antes de que por cada segundo se reduce un 7% el porcentaje de conversión y hacemos la cuenta, obtenemos que se necesitan 156 visitas para generar una sola venta.

¡Necesitas 31 visitas más que antes para vender lo mismo! O visto de otro modo, si consigues bajar esos 3 segundos el tiempo de carga de tu tienda, aumentarás las ventas hasta un 25%.

Y todo por tener una tienda online que no es lo suficientemente rápida.

Las consecuencias de tener una tienda online más lenta que “el caballo del malo”.

Ya has visto que no me he andado con rodeos y te he mostrado cómo puede estar afectando la velocidad de carga a tus ventas de forma directa.

El impacto directo en las ventas es la principal consecuencia y seguramente la más inmediata, pero desde luego no es la única. Hay una serie de efectos “colaterales” que a medio/largo plazo pueden empeorar todavía aún más tu cuenta de resultados.

  • El porcentaje de clientes que repiten compra se “desplomará”. Porque si un cliente tuvo en su día la paciencia suficiente para hacerte la primera compra, cuando necesite comprarte de nuevo y vea que la lentitud de la tienda no fue un caso puntual sino que el problema persiste, puede que esta vez no tenga tanta paciencia y termine haciendo su compra a la competencia.
  • El 40% de tus visitantes abandonarán tu tienda si tarda más de 3 segundos en cargar (este dato es del mismo informe de Kissmetric que mencioné al principio). Yo no he tenido en cuenta este aspecto en los cálculos de antes, pero si lo hubiese tenido en cuenta el resultado hubiese sido el siguiente; 218 visitas para conseguir una sola venta. Dan ganas de llorar solo de pensarlo :-/
  • Olvídate de hacer SEO. Si tu tienda online no mejora esos tiempos de carga tan mediocres, de poco te va a servir que tengas buen SEO on-page y un buen linkjuice. Google lo sabe todo de tu tienda online y si hay algo que odia, es que una web sea lenta. Así que olvídate de posicionar en los resultados de búsqueda si no resuelves antes ese problema.

5 Consejos para que tu tienda online vaya como un tiro.

Ya te he mostrado algunas de las consecuencias de tener una tienda online con tiempos de carga elevados.

Como ves, es para tomarse el asunto en serio y poner solución a este problema. Y eso es justamente de lo que te voy a hablar a continuación.

1. Caché, caché, caché. Pero con cuidado.

Puede que sea la primera vez que ves el término “caché” o puede que estés harto de verlo siempre que se habla de acelerar una web. Pero ¿realmente sabes lo que es?

Te lo explico con un símil muy sencillo para que veas la importancia que tiene este tipo de técnicas.

Imaginemos que tu hosting es un “pintor de cuadros” y los cuadros que pinta son las diferentes páginas de tu tienda online.

Sin caché, cada vez que alguien visita alguna de las páginas de tu tienda, tu hosting -el pintor de cuadros- tiene que coger pinturas y pincel y ponerse a pintar tu página con todo detalle. Y este proceso repetirlo por cada visitante.

Ya te puedes hacer una idea de que cuanto más va creciendo el tráfico de tu tienda online, más tiempo tarda el hosting en “pintar” cada página. Imagínate cuando recibes varias visitas al mismo tiempo 😮

¿Qué hacen los sistemas de caché para arreglar esto? Pues logran que tu hosting -tu pintor de cuadros- solo tenga que “pintar” la primera vez cada página de tu tienda y cuando reciba las siguientes visitas, en lugar de volver a pintar la página para cada una de ellas, lo que hará será mostrarle el cuadro de la página que ya pintó la primera vez.

Como te puedes imaginar, le ahorra al hosting un tiempo increíble, ya que realmente solo toma tiempo “pintar” la página la primera vez.

Bien. Ya sabemos como puede afectar la caché a la velocidad de tu tienda online.

Ahora toca explicar qué debes hacer para que tu tienda online esté cacheada. Basta con instalar y configurar un buen plugin de caché. Yo recomiendo usar W3 Total Cache.

Es un plugin gratuito para caché muy potente, que en algunos casos consigue bajar el tiempo de carga de la web hasta la mitad solo con activar los ajustes básicos de caché.

He de reconocer que tiene un panel de ajustes demasiado extenso y que puede “asustar” un poco al principio, pero puedes empezar activando la caché de páginas y la del navegador. Solo con eso, deberás notar bastantes mejoras.

El siguiente vídeo te explica muy bien cómo debes de configurar los ajustes de W3 Total Cache

¡MUY IMPORTANTE!

Jamás cachees las páginas de “Carro”, “Realizar pedido” ni “Mi cuenta”. Si lo haces, puedes generar errores en la compra o que el cliente experimente problemas al hacer el pago.

Para evitar esto deberás indicarle al plugin W3 Total Cache que excluya esas páginas del cacheo de la tienda.

Entra en “Performance > Page cache” y en el apartado “Never cache the following pages” añade los siguientes slugs y guarda los cambios:

  • /carro/
  • /realizar-pedido/
  • /mi-cuenta/

Repite el proceso anterior, pero esta vez en “Performance > Database Cache > Never cache the following pages“.

Desde la versión 1.4.2 de WooCommerce ya no es necesario hacer este paso si usas el plugin W3 Total Cache o WP Super Cache.

Configurar W3 Total Cache WooCommerce

También debes evitar cachear las sesiones de clientes de tu tienda, esto se consigue entrando en “Performance > Database Cache” y añadiendo el término “_wc_session_” (sin comillas) en el campo “Ignored query terms“.

Tutorial cache con WooCommerce

Para terminar, entra en “Performance > Minify > HTML & XML” y en el campo “Ignored comment stems” añade también el término “mfunc” (sin comillas).

Ajustes cache tienda online WooCommerce

Aquí te dejo una captura de los tiempos de carga de una tienda online antes y el después de instalar el plugin de cache.

Mejorar velocidad tienda online con cache

Como puedes ver, se ha bajado casi en 1 segundo el tiempo de carga de la web (un 25% más rápida) y eso solo activando los ajustes básicos de cache.

Y todavía se pueden mejorar MUCHO más.

Yo también estoy poniendo mi tienda online como un tiro para no hacer esperar a los clientes #ecommerce Clic para tuitear

2. Fotos de producto comprimidas.

Las fotos de la ficha de producto deben ser de calidad y tener buena resolución. Eso no quiere decir que haya que subirlas a la tienda directamente desde la cámara de fotos.

¿Por qué? Pues porque:

  1. Las fotos de la cámara no están comprimidas y van a ocupar mucho mucho más de lo necesario.
  2. Normalmente no se necesitan imágenes con tanta resolución.

Para solucionar esto, lo que yo suelo hacer siempre  con cada imagen es:

  1. Reduzco el tamaño de la foto con alguna aplicación de edición. Es decir, si la foto original tiene unas medidas de 2200×2200 píxeles y a mi tema le basta con fotos de producto de 600x600px, lo que hago es reducir el tamaño de la foto para que tenga un poco más de resolución que la requerida por la plantilla (700x700px), en lugar de subir la foto con el tamaño original. (Puedes usar el editor de fotos online de Canva para hacer esto).
  2. Comprimo la imagen. Antes de subir la foto de producto asegúrate de comprimirla. Para ello puedes usar cualquiera de estas aplicaciones online:

Si ya subistes las fotos de producto sin comprimir, entonces instala el plugin EWWW Image Optimizer y aplica una optimización en bloque. Cuando hayas acabado, desinstala el plugin y ¡listo!

Aquí te muestro un ejemplo real del tamaño de una foto de producto comprimida y la misma foto sin comprimir.

Comparativa fotos de producto tienda online comprimida

Como puedes apreciar, la calidad de la foto es prácticamente la misma en ambas imágenes. Sin embargo, la foto comprimida pesa ¡8 veces menos!

Imagina lo que puedes mejorar la velocidad de tu tienda si repites el proceso por cada imagen.

3. Menos plugins.

Nos pese o no, los plugins afectan a los tiempos de carga de nuestras tiendas. Pero a la vez son imprescindibles para el buen funcionamiento de estas.

El objetivo se basa en encontrar un equilibrio entre plugins y funcionalidad. Por eso suelo hacer incapié en usar snippets cuando la funcionalidad que nos interesa cubrir en nuestra tienda es muy básica.

La premisa que intento transmitir a todos mis clientes y alumnos es; utiliza siempre el menor número de plugins posibles.

Partiendo de eso, te recomiendo que apliques los siguientes puntos:

  1. Elimina todos los plugins que no utilices.
  2. Reemplaza varios plugins “simples” por uno más “completo”. A veces nos obsesionamos con instalar solo plugins gratuitos para ahorrarnos unos pocos euros. El resultado es que al final tenemos 3 plugins cuyas funcionalidades se pueden cubrir con un solo plugin de pago.
  3. Por último, haz un análisis de rendimiento de tus plugins (aunque parezca una contradicción, lo puedes hacer usando el plugin P3 Profiler – cuando termines el análisis, lo eliminas), identifica cuales consumen más recursos e intenta sustituirlos por otros más eficientes.

4. Usa un tema en condiciones.

Sé que insisto mucho en este aspecto y de hecho ya hable en su día de cómo elegir un buen tema para WooCommerce, pero es que es de vital importancia tener un buen tema instalado. No solo por el diseño sino también por el rendimiento y la velocidad de la tienda.

De verdad, no escatimes en gastarte unos pocos euros en un buen tema porque a la larga te ahorrará muchos problemas e incluso influirá directamente en tus ventas.

Recuerda el ejemplo que te mostré al principio del post, mejorar unos segundos la velocidad de carga de tu tienda, te puede reportar un buen número de ventas extras al mes.

Estos son los temas adaptados a WooCommerce que yo recomiendo usar por orden de prioridad:

  • Divi. Sin duda, mi favorito de entre todos. De hecho, es el que uso en este mismo blog y ya he trabajado con él en las tiendas de varios clientes. Es un tema versátil, que te da libertad total para ajustar el diseño a tu gusto y además dispone de su propio constructor de páginas con el que puedes crear páginas de ventas usando WooCommerce. Está totalmente optimizado para afectar lo menos posible a la velocidad de la web.
    Tienda online hecha con Divi
  • Flatsome. Otro gran tema con un diseño muy atractivo, incluye también su propio constructor de páginas (algo más limitado que el de Divi) y multitud de ajustes. El peso del tema es algo mayor que Divi, pero he trabajado con él en alguna tienda y los tiempos de carga en comparación con otros temas eran mejores.
    Plantilla premium Flatsome WooCommerce
  • Shopkeeper. Tema con un diseño limpio y minimalista. Muy bien desarrollado, con un código limpio y optimizado para mejorar los tiempos de carga. Como punto fuerte tiene un diseño de fichas de producto espectacular y el diseño tanto la página de carro como la de pago está muy bien optimizado en cuanto a usabilidad y conversión se refiere. Como punto negativo, no dispone de constructor de páginas propio sino que depende del plugin Visual Composer. (Algo que siempre afecta al rendimiento y mantenimiento de la web).
    Plantilla premium Shopkeeper WooCommerce

Esto es solo una sugerencia, pero existen muchos otros temas muy bien hechos y optimizados para mejorar los tiempos de carga.

Estos son temas con los que he trabajado en proyectos ecommerce y que me han gustado. Cada uno con sus virtudes y sus defectos, pero todos muy buenos.

5. Lo más importante; el hosting.

Por último, el aspecto más determinante para tener una tienda online que vaya como “un tiro”, el hosting.

De nada, y te lo vuelvo a repetir, de nada sirve aplicar todos los puntos que he comentado antes si tu tienda está alojada en un hosting de pena.

No me voy a cansar de decirlo. Olvídate de los hosting “low cost“, de verdad.

He visto hostings “low cost” donde compartes servidor con más de 1500 webs. Una auténtica burrada.

Son hostings muy limitados en cuanto a configuración y nada optimizados. Y si una o varias de esas 1500 webs empieza a tener volumen de tráfico importante, la velocidad de tu tienda se verá afectada.

A esas empresas lo único que les importa es vender y si de repente un día te levantas y ves que no puedes entrar en tu tienda porque no carga la web, no te quedará más remedio que ampliar tu plan o migrarla a otro sitio. Solo espero que no tengas que vivir esa experiencia.

Mi consejo es que dejes de hacer experimentos con hostings baratos y apuestes de verdad por tu negocio. Contrata un buen hosting desde el principio, un hosting de “alto rendimiento” que este optimizado y que te garantice unos tiempos de carga rápidos.

Estos son los que yo te recomiendo:

Estas empresas de hosting tienen servicios exclusivos para webs y tiendas hechas con WordPress y WooCommerce. Disponen de servidores totalmente optimizados y con tiempos de carga medios que rondan el segundo. Una maravilla.

Tanto Webempresa como Siteground disponen de soporte técnico en español. Algo que se agradece siempre e incluso imprescindible para mucha gente.

Ambos incluyen un servicio de migración de tu tienda de tu hosting actual al suyo. Ellos se encargan de todo en el caso de que tengas ya la tienda alojada en otro hosting. Así que una preocupación menos.

Y por si eso fuera poco, ambos te dan hasta 30 días de prueba. Si no te gusta como funcionan, te vas y te devuelven tu dinero. Sin preguntas.

Bonus.

Aparte de los 5 consejos anteriores, añado un tip extra que ha aportado Jose Antonio en su comentario y que puede ayudarte a “rascar” unas centésimas más al tiempo de carga de tu tienda de forma muy fácil.

Consiste en eliminar el sistema de versiones que WordPress usa para los archivos CSS y JS.

No quiero entrar en detalle, pero en resumen sería, decirle a WordPress que no añada las versiones a los archivo CSS y JS que tiene tu tienda, porque al hacerlo tarda unas décimas de segundo por cada archivo y si, por ejemplo, tienes 15 archivos, al sumarlos todos al final el tiempo de carga se nota.

¿Que hay que hacer? Pues basta con instalar y activar este plugin Query String Remover. No tienes que configurar nada.

Aunque parezca una contradicción, instalar el plugin anterior no te va a afectar en nada al rendimiento de la tienda. Así que no debes preocuparte por eso.

En resumen. Aplica estos consejos y notarás como la velocidad de carga de tu tienda WooCommerce mejora notablemente 😉

Ahh! Se me olvidaba una cosa. Por favor si te ha parecido útil este artículo me ayudarías muchísimo clicando más abajo en los botones de “Google”, “Facebook” , “Twitter” y “Linkedin”. ¡Gracias!


Solo quería avisarte de que este artículo contiene enlaces de afiliado. Eso quiere decir que si decides comprar o contratar algunos de los servicios que menciono, yo recibiré una comisión sin coste extra para ti.

No me voy a hacer rico con ello, pero con este pequeño gesto me ayudarás a seguir generando contenido gratuito y de calidad en Woodemia. ¡Gracias! 😉

Si te ha gustado, por favor ayúdame a difundirlo. ¡Gracias!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que disfrutes de una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clica en el enlace para mayor información.

ACEPTAR