More share buttons
Lo bueno se comparte 😉

Las barreras tecnológicas para crear una tienda online con pocos recursos, son hoy más asequibles que nunca antes.

Pero una cosa es montar la tienda online y otra cosa bien distinta es convertirla en un negocio rentable del que poder vivir.

Para que no te choques contra un muro de realidad y termines abandonando al poco de empezar, es muy importante que dediques un poco de tiempo a hacer un estudio previo de viabilidad del negocio.

Ese paso previo, que la mayoría nos saltamos, puede salvarnos de “palmar pasta” y dedicar mucho tiempo a un proyecto que era inviable desde su base.

Pues justamente a evitar eso, es lo que nos va a enseñar en el post de hoy Anne Lise de “El Columpio Digital“. Una persona que sabe, y mucho, sobre cómo crear, gestionar y hacer crecer un ecommerce hasta convertirlo en un negocio rentable.

Te dejo con ella 🙂

Cada día se crean multitudes de tiendas online, y si te soy sincera, diría que demasiadas.

Es genial emprender un nuevo negocio. ¡Chapó! De hecho, no todo el mundo decide dar el paso, hay que ser valiente. Sin embargo he podido comprobar que muchas tiendas suelen cerrar pasado un año por varias razones.

La primera es que es necesario validar la idea de tu tienda online antes de comenzar nada. Es muy común fallar en esto. Luego se suele sumar la falta de conocimientos, tanto en ventas y marketing como del propio mercado, los gastos desmesurados para la creación de la tienda o bien los de la publicidad, entre otras cosas.

Para ir al grano: se han metido muy a ligera en algo que tenían poca idea, sin formación, ni planificación y estrategia.

No conducirías un coche sin antes conseguir tu carné, ¿verdad? Pasa lo mismo con tu tienda online…

Hay que empezar con buenas bases y hoy vamos a hablar de lo primero que tienes que hacer antes de dar los primeros pasos con tu tienda online; confirmar si tu idea es válida y si tiene cabida en el mercado para conseguir un negocio rentable.

Si estás leyendo este artículo, te confirmo que eres una las pocas personas que deciden validar su idea antes de lanzar su tienda y eso ya es un buen comienzo.

7 Preguntas que deberías hacerte para comprobar si tu idea de negocio es viable

#1 – ¿De cuánto dinero dispones?

Antes de empezar cualquier negocio, tenemos que saber de cuánto dinero disponemos para invertir y cubrir gastos iniciales.

Estos son unos de los gastos principales que tendrás que afrontar:

  • Dominio y hosting.
  • Desarrollador web para crear tu tienda online.
  • Plataformas de pagos.
  • Certificados SSL para la seguridad.
  • Plugin y módulos necesarios para el funcionamiento de la tienda.
  • Compra del stock inicial para funcionar o compra del material si fabricas tú los productos.
  • Compra de las cajas y otros materiales necesarios para los envíos.
  • Agencia(s) de transporte (sobre todo si asumes el coste o parte del coste del envío).
  • Gestoría para facturación e impuestos trimestrales
  • Equipo de trabajo si lo tienes (freelance o empleados).
  • ¿Almacén?
  • Soporte informático.
  • Otros proveedores de servicios según necesidad: fotógrafo, consultoría (estudio de mercado, business plan, etc.), email marketing, SEO, creación de contenidos (fichas de productos), etc.
  • Gastos de publicidad para generar tráfico a la tienda.

Estos son ejemplos de gastos básicos y comunes a muchos proyectos. Puedes invertir más o menos pero tienes que tener claro que si no tienes dinero ahorrado, empiezas ya con un hándicap.

¿Podrás asumirlos? Valóralo.

#2 – ¿Has realizado un estudio de mercado?

Ahora se puede comprar prácticamente de todo online y la competencia crece cada día más.

Es muy importante elegir bien lo que vas a vender porque hay muchos sectores que ya están saturados.

No intentes vender de todo a todo el mundo, busca un nicho concreto, suficientemente grande y atractivo dónde podrías hacerte un hueco y posicionarte bien.

Ya sé que tú tienes una idea y seguramente te parecerá la mejor del mundo… Pero muchos proyectos pecan en este sentido porque no ven más allá de su idea y no le dedican más tiempo a ver lo que pasa o lo que ya existe fuera.

Realizar un análisis profundo del mercado que has elegido te permitirá conocer su tamaño y su evolución durante los últimos años, conocer los actuales players (competidores) y sus prácticas pero sobre todo poder valorar si hay oportunidades o no.

Hay tiendas online con productos nicho que se han creado hace poco y han tenido una muy buena acogida como por ejemplo productos para la barba, alimentos y juguetes para animales, productos para scrapbooking (un tipo de manualidades), pajaritas, etc.

También tienes que valorar si la compra de tus productos puede ser repetitiva. No es igual vender café que un interruptor para la pared. El café se puede consumir diariamente pero los interruptores seguramente se cambien durante una reforma cada X años.

Recuerda que sale más barato y fácil vender a un cliente que ya te conoce que ir en búsqueda de uno nuevo.

Ten cuidado también con los productos demasiados estacionales.

Hay tantas cosas que nadie te cuenta antes de abrir una tienda online…

No intentes vender de todo a todo el mundo, busca un nicho concreto, suficientemente grande y atractivo dónde hacerte un hueco y posicionarte bien. #eCommerce #tiendasOnline @ColumpioDigital Clic para tuitear

#3 – ¿Qué te diferencia de tu competencia?

Y por favor, no me digas que es el precio. De hecho es casi imposible que puedas competir en precio si eres el último en llegar.

Las grandes empresas que compiten en precio ya tienen un volumen de fabricación muy grande y si eres distribuidor casi seguro que los precios de venta te serán “recomendados” por los fabricantes.

Además, piensa que siempre habrá alguien que podrá vender más barato que tú por cualquiera razón y tu tienda online se iría al garete.

Así que, tener precios competitivos, sí, pero no es suficiente.

Piensa en un conjunto de atributos que realmente te pueden hacer destacar y que crea mucho valor y beneficios para tu cliente.

Podría ser un diseño diferente, una nueva gama de productos de mejor calidad, un producto exclusivo que no se encuentra fácilmente, una mejora en el servicio o un servicio complementario, un regalo, un packaging diferente, ¡tu propia historia!, tu cercanía con los clientes para crear más confianza.

De nuevo, estudia bien tu competencia y piensa en algo que puedes hacer mejor que ellos y crea tu propio camino.

#4 – ¿Sabes quién es tu cliente ideal?

En mi opinión, conocer a quién vas a vender tus productos es la base de cualquier estrategia de venta. Todo parte del cliente y de sus necesidades.

Tu objetivo es aportar una solución a sus problemas o sus deseos. Nada más. Y cuánto más le hagas feliz, mejor.

Pensarás, yo ya sé a quién vendo: “es una mujer de entre 25 y 35 años que vive en España y busca…”.

Siento decirte que no es suficiente. Conseguir conocer mejor esta mujer te ayudará muchísimo en cualquier área de tu negocio: podrás redactar mejores textos y afinar más tu oferta de producto, por ejemplo.

Piensa en lo que realmente ganaría ella comprando tus productos, qué le motivaría, qué le frenaría. Métete en su mente y empatiza con ella todo lo que puedas.

#5 – ¿Sabes cuánto dinero tienes que facturar al mes para sacarte un sueldo?

Es la hora de hacer las cuentas. Quieres trabajar para sacarte un sueldo, ¿verdad? Qué menos…

Tu sueldo neto a final del mes dependerá obviamente de tus ingresos y de tus gastos. Es imprescindible que sepas cuánto margen le vas a sacar a tus productos: no es lo mismo un 30% que un 100%. Y tampoco es igual vender un producto a 20€ que a 100€. Vender “barato” requiere más esfuerzos y más pedidos para lograr rentabilizar tu tienda.

Saber cuánto necesitas facturar es una de las tarea más importante para validar la idea de tu tienda online y saber lo que te espera.

Puedes empezar haciendo estimaciones sobre lo que sería el valor de tu pedido medio.

A este importe, le tienes que quitar los costes directos (material, embalaje, comisión financiera si hay y transporte, por ejemplo) y podrás ver lo que te queda “limpio” en cada pedido.

A raíz de este cálculo, podrás estimar el volumen de pedidos que tiene que entrar en tu tienda para obtener una facturación digna.

Ojo: no olvides restar los gastos tales como la cuota de autónomo, la gestoría, la publicidad, entre otros.

Y después de deducir todo esto: lo que queda sería para ti.

#6 – ¿Tienes los conocimientos necesarios para apuntarte a esta aventura?

Gestionar una tienda online no es nada fácil y es necesario tener ciertos conocimientos previos o contar con otras personas que te puedan ayudar.

Me refiero a conocimientos en ventas y marketing por supuesto, pero también en creación de contenidos (no todo el mundo puede y sabe escribir), SEO, atención al cliente, fotografía, publicidad online y promoción, etc. Pero también conocimientos sobre el propio mercado dónde te vas a desenvolver.

¿Estás familiarizado con el mundo online? ¿Ya tienes experiencia en el sector que has elegido? Si es que sí, ya empiezas con algo de ventaja.

Te recomiendo vender productos que “amas” o que tienes un real interés para no aburrirte pasados los 6 meses.

#7 – ¿Has realizado un testeo previo antes de lanzarte a lo grande?

Es muy recomendable comprobar tu idea de negocio a pequeña escala antes de lanzar una supertienda y estamparte contra la pared.

Y ¿cómo se hace esto?

  • Pues a ver… Lo primero y más sencillo es hablar de tu idea con los demás. No te lo guardes para ti solo. Y no me refiero a hablar solo con amigos y familiares, apúntate a grupos de networking y comparte con otros emprendedores como tú. No tengas miedo de que te roben tu idea, seguramente te den recomendaciones o te surgen nuevas ideas.
  • Apúntate en grupos de facebook y en foros dónde piensas que puede estar tu público objetivo y enséñales tus productos para pedir su opinión. Intenta conectar más con ellos preguntando cuál es su mayor problema a la hora de buscar y comprar tu producto… Si ves que están dispuestos a ayudarte, les podrías contactar para hacer una entrevista.
  • Crea una tienda beta o únicamente una landing page con pocos productos o en preventas y analizar lo que pasa. Puedes pedir a tus visitas que se suscriban a tu web y proponerles un 15% de descuento cuándo salen a la venta los productos… Para recolectar más emails, realiza una campaña de Facebook Ads. Aprovecha esta lista que habrás creado para mandarles posteriormente una encuesta.
  • Publica tus productos en marketplaces. La inversión es menor para empezar…
  • Busca blogs que lee tu público objetivo y mira si puedes realizar alguna acción con sus lectores para obtener feedback sobre tu idea de negocio.
  • Monta una campaña de crowdfunding: si nadie contribuye a tu campaña, ya sabes qué tienes que hacer (intentar mejorar tu idea inicial o pivotar).

Todas estas pruebas previas te permitirán contestar a varias hipótesis:

¿Realmente mis productos le interesan a mi público objetivo? ¿Soluciona un problema?

¿Habrá suficientes personas que estén dispuestas a comprarlos?

¿Pagarían estos precios? 

Investiga, analiza y ¡sal allí fuera!

Con estas últimas preguntas ya acaba mi aportación con el post de hoy para que todas las personas que quieran tener una tienda online rentable puedan validar previamente su idea.

Si es tu caso y estás empezando, ¿te has planteado ya algunas de estas preguntas?

Me encantaría saberlo. ¡Anímate y déjanos un comentario!

Puede ser que conozcas otros puntos claves a valorar antes de abrir una tienda online, coméntanoslo también justo debajo y así aprendemos todos.

Aprovecho el post para dejarte un regalito para que empieces de buen pie con tu tienda online y sepas dónde tienes que enfocar tus esfuerzos

Haz click aquí para conseguir tu regalo

Un abrazo y espero que te haya sido de mucha utilidad.

Anne Lise de "El Columpio Digital"Hola, soy Anne Lise Ghirardi de la web El Columpio Digital. Soy especialista en estrategias de ventas y marketing online para ecommerce.

He gestionado personalmente dos tiendas online y gracias a mi larga experiencia profesional en marketing y mi formación continua, ahora me dedico a ayudar a emprendedores y pymes a lanzar y hacer crecer su tienda online.

Con el uso de estrategias y técnicas efectivas, además de evitarles cometer los errores más frecuentes, les ayudo a conseguir el negocio rentable que tanto desean.

Si te ha resultado útil, ayúdame a difundirlo ¡gracias!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que disfrutes de una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clica en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies